Facebook is Evil

666 Million is the number of the Beast

¿Ya la viste? Es la Lista de Bandera Negra.

769 razones para arrecharte

¿Que queda?

... ¡Están implicados!... ¿están implicadas? ...
(cantar en ritmo de tango bolichero).

El PODER POPULAR dijo NO -Bandera Negra, diciembre 2007


*******
- Estamos en plena reestructuración y relanzamiento - pronto estaremos diseñando y poblando los vínculos. uff!
- Seguimos organizando y preparando las batallas hasta la victoria del 23 de noviembre de 2008, que será aun mas importante que la del dos de diciembre de 2007.
- No se, las encuestas tienen muy poca respuesta... pierdo el interés... nueva encuesta... ¿o no?

Lo que estoy leyendo...

sábado, diciembre 30, 2006

Tristes Navidades

Súbitamente

Murió Carlos Bastidas

mejor conocido como experimentado y tenaz abogado defensor de los militares disidentes y, después de la MASACRE DE PUENTE LLAGUNO, defendiendo en los tribubales a Iván Simonóvis, acusado de
algún delito intrascendente, mientras "otros", cometían los delitos atroces.

Muchos le recordaremos de otra era, más luminosa, pero que hoy sabemos no era mas que la calma antes de la tormenta. Recordaremos su sed de vida, su entusiasmo por el estudio, y su desempeño profesional, primero como secretario de un tribunal penal y luego de graduarse de abogado en la Universidad Católica Andres Bello, en el ejercicio privado de la profesión. Nació y murió en Caracas.

Un día antes enterró a otro amigo, Carlos Tamayo, cuyos vínculos - además del profesional y del circusntancial, ambos abogados, y ambos defensores de acusados por algún delitos cometido antes durante o después de la MASACRE DE PUENTE LLAGUNO. Con su hombro ayudó a depositar el féretro sin saber que al dolor sucedería la preocupación de un juicio que se debía reanudar el próximo 6 de enero.

Súbitamente perdimos a un hermano
a un conocedor de los placeres de la vida
y del secreto de la existencia
el mundo perdió su conocimiento enciclopédico de los Beatles, su música y la vida de sus integrantes.
Venezuela pierde un espíritu apasionado
una mente privilegiada
un hombre de convicciones profundamente republicanas
un defensor de la libertad
Un firme creyente en el poder de la ley que, hace ya varios años, entre copas de vino, me comentó: "Lo pasa es que yo tengo que creer en la ley. De lo contrario la profesión perdería todo sentido." Y, al verme en aque espejo, entendí por qué para mí ya lo había perdido. Pero recordaré para siempre las bromas, el humor y profundidad de sus comentarios y la sencillez de su carácter.

Deseamos compartir el dolor que nos produce su muerte con sus familiares, amigos y allegados. Y queremos expresar solidaridad con los principios que inspiraron su vida, interrumpida en la cima de sus facultades. Lo vamos a extrañar.

Carlos, espérame
Allá a donde encontró reposo tu alma inmortal
Allá es donde queremos llegar

Bandera Negra
Sábado 30 de diciembre, 2006
5:18 de la madrugada