Facebook is Evil

666 Million is the number of the Beast

¿Ya la viste? Es la Lista de Bandera Negra.

769 razones para arrecharte

¿Que queda?

... ¡Están implicados!... ¿están implicadas? ...
(cantar en ritmo de tango bolichero).

El PODER POPULAR dijo NO -Bandera Negra, diciembre 2007


*******
- Estamos en plena reestructuración y relanzamiento - pronto estaremos diseñando y poblando los vínculos. uff!
- Seguimos organizando y preparando las batallas hasta la victoria del 23 de noviembre de 2008, que será aun mas importante que la del dos de diciembre de 2007.
- No se, las encuestas tienen muy poca respuesta... pierdo el interés... nueva encuesta... ¿o no?

Lo que estoy leyendo...

domingo, junio 19, 2005

Goriloro

Goriloro

Animal fantástico, tiene la apariencia de un Gorila, pero se distingue de estos porque habla sin parar, como un loro. Su distribución es al Norte de América del Sur, mas particularmente en Venezuela, según algunos reportes, pero se le ha visto por todo el mundo, incluyendo locaciones tan alejadas como Irak (antes de la invasión), Libia y en otros países gobernados por autócratas.

Comparte algunas características del camaleón, por lo cual asume las características del interlocutor al igual que el personaje Zelig del genial Woody Allen, así parecerá un cholo cuando visite las altiplanicies andinas, un beduino cada vez que visita a sus amigos Muammar al-Gaddafi o Saddam Hussein, un dictador fascista cuando aparece en desfiles militares, pelotero cuando lo invitan a tirar la primera bola en Nueva York o un capitalista cuando se reune con los inversionistas locales y extranjeros. El unico disfraz que no ha logrado colocarse es el de cowboy, quizá porque nunca ha sido invitado al rancho de George W. Bush en Crawford, Texas.

Desde el punto de vista ideológico es difícil de clasificar, así su revolución primero fue bolivariana, luego bonita, y ahora es socialista. Cuando tiene delante a un chino es amante de Mao Zedong, en Argentina es peronista, en Cuba es comunista, y en los Arabia es seguidor del panarabismo, hace poco anunció que le hubiera gustado estar bajo el mando de Gamal Abdel Nasser.

Constantemente teme que le asesinen, por lo cual puede considerarse que una de sus características mas marcadas es la paranoia persecutoria.

jueves, junio 16, 2005

¡Mentiroso!

Por propia declaración no te cree ni tu mamá. Hiciste unas declaraciones en las que describías con lujo de detalles una historia de caminos tan ridícula como empalagosa que bien hubiera podido ser cierta. De aquello sacamos algunas conclusiones: (1) eres humano y no un mesías caído del cielo predestinado a salvar a la patria (como a cualquier mortal, a tí también te da diarrea); (2) a la morrocoya le gusta escuchar el Unicornio Azul de Silvio Rodríguez que es una canción bella como comprometedora (¿cien mil o un millón?); y (3) como dijimos al comenzar, a ti no te cree ni tu mamá.

Pero ayer dijiste a unos cadetes que la verdadera razón para no asistir a la concentración bolibanana, efectuada el 28 de mayo en la Avenida Bolívar de Caracas fue que se descubrió un plan internacional para atentar en tu contra.

Afirmaste que en Parque Central alguien consiguió evidencias (¿quien?) de que un grupo de colombianos a todas luces, según dicen los vecinos, estaba monitoreando y buscando ángulos de tiro sobre la Avenida Bolívar. Una de las tantas evidencias que dices tener.

Nosotros nos preguntamos:

(1) ¿Está identificado el grupo de colombianos?

(2) ¿Cual es el plan internacional descubierto para asesinarte?

(3) ¿Cuales naciones o grupos se encuentran detrás del atentado descubierto?

(4) ¿Quienes son los vecinos que identificaron la nacionalidad del grupo de asesinos?

(5) ¿Cuales son las otras evidencias que posees que corroboran la tesis del gorilicidio?

(6) ¿Por qué nos metiste el cuento chino de la visita a la morrocoyita?

(7) ¿Por qué a la morrocoyita la pones a escuchar a Silvio Rodríguez?

(8) ¿Por que será que ni siquiera tu mamá te cree lo que dices?

(9) ¿Qué acciones vas a tomar para castigar a los complotados?

(10) Si los asesinos colombianos estaban tomando medidas de la Avenida Bolívar, ¿por qué suspendiste el desfile militar del Día del Ejército que se iba a realizar el 24 de este mes en el Campo de Carabobo, que se encuentra a unas cuantas leguas de distancia?

Salud

Bandera Negra
San Juan

miércoles, junio 15, 2005

Bendición Padrino

Ayer hablamos que se abría en este país que una vez se llamó Venezuela la temporada de la Lamida de la Bota. Hoy nos vamos a referir a otra de esas situaciones completamente anormales típicas de los tiempos bolibananos.

No nos sorprende, por cierto, que el Goriloro este decidido, a aceptar que Fidel Castro apadrine a promociones de oficiales del ejército que antes era forjador de libertades y desde que se ganó dicho remoquete no ha servido sino para pisar las libertades del pueblo venezolano, contrabandear hasta la obesidad y gastar dinero a manos llenas para lucir orgulloso en todo desfile al que le obligan a marchar, un parque militar que podría describirse como chatarra de la segunda guerra en mal estado. Eso si, se devuelven a sus mansiones (especialmente los generalotes robolucionarios) en sus lujosas camionetas, a menudo importadas directamente gracias a los manejos de los agregados comerciales y militares de las embajadas alrededor del mundo.

El sector castrense esta embochinchado. Es la típica pelea de cachifas a que nos tienen acostumbrados lo encharretados y que en tiempos de militarismo desenfrenado se convierten en mas que simples molestias típicas de la temporada (lambucia).

Suspensión del desfile, cadena enlatada

La cadena enlatada de anoche es demostración de que lo que decimos tiene algo de razón. A nadie sorprendió que se diera justo en el momento en que los diferentes políticos ofrecían sus reacciones a la suspensión del desfile del Día del Ejército. Las razones aducidas fueron la falta de seguridad ante la posibilidad de un intento de gorilicidio. Esto fue lo que dijo el Sargento de tres soles a los medios de comunicación. De acuerdo con esto, el atentado se estaría gestando dentro de las fuerzas armadas.

Pero la cadena no interrumpió las palabras que ofreció el Goriloro a los graduandos de la Academia Militar, a quienes les advirtió que las presiones desde este lado eran muchas y de diferentes signos. Que ellos debian entender que su tarea era continuar con la tarea tradicional de las fuerzas armadas: reprimir al pueblo como mandan los jefes.

Esta tragedia que nos haría llorar de la risa si no fuera cierta, se repite una y otra vez. En mas de una ocasión algún canal de televisión independiente ha transmitido algún programa que revela alguna corruptela o un nuevo escándalo y es interrumpido por alguna cadena (lo que les da tiempo de analizar las revelaciones del programa antes que el publico en general), o, en algunas ocasiones en que se transmite en vivo y directo el programa mas divertido de la TV venezolana, la transmisión por otro canal de alguna de estas denuncias provoca un revuelo y la terminación abrupta del programa robolucionario.

En estas ocasiones podemos ver a las ratas corriendo y al Goriloro observando los movimientos de sus esbirros con cara cada vez mas colérica. En otras ocasiones la cara ha sido de verdadera preocupación y hasta de miedo. Se le borra la sonrisita socarrona y empieza a resoplar, probablemente comienza a dictar órdenes en el camino al chupadólares y de cabeza a alguna sala situacional.

Rebatiña por el botín guyanés

En plena temporada lambucia, el comandante del Comando Recional 8 de la Guardia Nazional, general Betancourt, a pesar de su lamida de bota protagónica y radial, fue "intervenido" (o "atacado," las dos partes lo ven diferente) por el ejército. Y resulta que ahora comienzan a aparecer indicios de extorsión, enriquecimiento ilícito, trata de blancas y, por supuesto (nunca puede faltar cuando se trata de manos armados con fales y pronto con ak-47), groseras violaciones de los derechos humanos de los ciudadanos que tienen la mala leche de cruzarse en su camino.

La Guardia Nazional, el componente peor uniformado y menos preparado de todos (que ya es decir, si tomamos en cuenta el nivel de ministros de la defensa que se ha gastado este regimen) tradicionalmente es el propietario de la franquicia del contrabando, y en una región como la guyanesa, en donde se producen bienes apetecibles pero de fácil transporte, como son el oro, las piedas preciosas y las putas, es inevitable que la Guardia Nazional tenga las patas metidas hasta el cogote. Pero los mas inteligentes, normalmente reparten el botín.

Aparentemente, en esta ocasión, el general Betancourt se vió guapo para quedarse con la bolsa, pero le faltó el apoyao.

El anciano Fidel, asesino de venezolanos

Cuando se menciona Machurucuto a los mas jóvenes, piensan en negritas que se tongonean en tangas pequeñísimas. Cuando lo mismo se le repite a los oficiales de las fuerzas armadas graduados antes de 1999, estos recuerdan los libros de historia en donde se relata la invasión cubana de los años 60, una copia del imperialismo soviético, pero con sabor tropical. Por cierto, bienvenida por sujetos tan despreciables como José Vicente y Alí (Babá) Rodríguez, pero también por sólidos pilares de los sectores democráticos actuales como son Teodoro Petkof y Pompeyo Márquez. En nuestra opinión, los traidores a la patria, aun cuando sean perdonados o "pacificados" siempre lo serán.

No podemos olvidar la matazón de policías, guardias nazionales y otros militares, el asalto de aviones y barcos comerciales (viene a la memoria el "Anzoategui"), el robo de bancos, la quema de fábricas, la dinamitación de oleoductos y plantas eléctricas. Recordamos sobre todo el mas horrendo crímen político de la historia venezolana contemporánea, en donde esbirros a la orden de un sanguinario sujeto de apellido Ochoa, quien comandaba a las tropas invasoras cubanas, asesinaron a niños y mujeres venezolanas en el tren de El Encanto.

Esta es la razón por la que Cuba fue expulsada de la OEA. La invasión armada y agresiva de los cubanos durante décadas definió nuestras relaciones con el :mar de la felicidad." Hasta estos días, las ínfulas imperialistas cubanas lo mantienen separado del sistema americano.

¡Atención! ¡Firmmm!

El flatulento asesino del Caribe se prepara para recibir honores militares de las fuerzas armadas bolibananas. Esto es, si antes los oficiales descontentos no arman lo que por estos lares llamamos un mariquerón, o cumplen la promesa de asesinar al Goriloro, que es lo mismo, pero mas específico.

Así que en plena temporada del lambeteo castrense se propone que el dictador cubano nuevamente embarre suelo venezolano con su presencia y saque su barba canosa a pasear una vez mas. Esta vez una generación de oficiales venezolano tendrá que perdirle la bendición al padrino Fidel (¡Que el Che te bendiga, mijo!).

Y como si esto fuera poca humillación, entre los planes del indigno Goriloro se encuentra conceder el rango prostituido de general de 3 soles al compadre Fidel y esto significa -¡no lo duden!- que cualquier ascenso militar deberá ser consultado en La Habana.

Ya saben, militares lambucios, hoy por hoy, el lambetazo debe propinarse en bota criolla, pero pronto para que le llenen la charretera, tendrá usted que lamber también la bota insolente del invasor cubano.

Ejército venezolano, ya no eres forjador de libertades sino que eres instrumento de la criminal subyugación de la patria que juraste defender con la vida, pero que dejaste perder con la panza; fuerza aérea, supuesto paladín del espacio soberano, superando la barrera del sonido creíste intimidar al pueblo, y tu postración y degradación está representada por el vuelo vergonzante del chupadólares; la armada, para quienes "navegar es una necesidad," pero "vivir no lo es" les decimos: ustedes no viven porque para eso es necesario tener respeto por sí mismo y, en su constante patrullar de las aguas territoriales venezolanas se habrán topado en mas de una ocasión con los lujosos yates que los capitostes bolibarianos se gastan para escapar del pichaque diario; y guadia nazional, de ustedes solo podemos repetir lo que muchos otros han reconocido antes que nosotros, ustedes, panzones, solo hacen honor a la divisa.

En cuanto a la reserva, les recuerdo que el lema de las SS era: Nuestro honor es nuestra lealtad, o dicho de otra manera, juramos lamer la bota del fuehrer hasta la muerte.

salud,

Bandera Negra
San Juan
15 de junio de 2005

martes, junio 14, 2005

Lambidas Castrenses

¡Comenzó la temporada!

Quienes recuerdan los tiempos de legalidad constitucional en aquel país que se llamaba Venezuela, podrán transmitir a los mas jóvenes como se batía el cobre. Recordarán que los ascensos militares eran propuestos por el Ejecutivo y después eran discutidos y aprobados (o no) en el Senado de acuerdo con unas reglas que, muy a menudo, eran violadas por todos los sectores involucrados, es decir, ejecutivo, senado y militares. Los militares violaban las normas al establecer listas de ascenso manipuladas de acuerdo a conveniencias alejadas de los requisitos propiamente militares. El ejecutivo violaba las normas al ignorar la hoja de servicio militar de los oficiales al recomendar los ascensos. Y el senado violaba las normas al negar o aprobar ascensos basados en criterios meramente políticos, a veces sin siquiera debatir el tema a la luz pública.

Esta situación era muy desagradabe para los oficiales del ejército quienes despreciaban a los políticos por hacer "político" un proceso que debía estar basado en méritos profesionales. Una frase que utilizaron a menudo los críticos de este sistema era que solo ascendían los oficiales que le "pelaban los dientes a los políticos".

Pero todo cambió con la llegada al poder del regimen inconstitucional, ilegal e ilegítimo del Goriloro. Hoy el proceso queda en manos de la mega-cúpula bolibanana que, sin discutir y sin consultar a nadie, decide los ascensos.

Es decir, ahora los oficiales que desean ascender no le pelan los dientes a los senadores, sino las nalgas al autócrata.

Lo cual, además de grotesco, es mucho mas consistente con el carácter profundamente homo-erótico del ejército bolibanano.

Pero para siquiera tener acceso a la situación de pelar las nalgas, los oficiales del ejército tienen que aprender a lamer las botas bolibananas. Esta es la temporada de la que estamos hablando.

La disyuntiva no es "lamer o no lamer". Ni siquiera se trata de "cual bota se ha de lamer," ya que la bota siempre es la misma, y ha sido la misma desde hace 6 largos años. No. Hoy se trata de cuando lamer, es decir, mientras mas temprano lame la bota, mas lejos llega un oficial dentro de su jerarquía. Los que lamieron desde el principio, hoy ostentan charreteras estrelladas y pechos plenos de condecoraciones altisonantes. Los que no lamieron la bota, hoy son civiles o se encuentran enjuiciados por el regimen.

Otra pregunta que se hacen es "como lamer" la bota. Para esto solo hay una respuesta. Rodilla en tierra y preferiblemente en un acto público. Semanalmente la oportunidad la pintan calva en el programa mas divertido de la TV de este ex-país.

Pero, una vez lamida la bota, recuerden que siempre queda el ultimo escollo antes de poder acceder al rango superior. Y este es un acto que requiere una bajada de pantalones...

salud,

Bandera Negra
San Juan
14 de junio de 2005

www.pgpi.org
www.pgp.com

http://banderanegra.blogspot.com

viernes, junio 10, 2005

Mechada de PDVSA con salsa especial

¿Con qué se comen los bitúmenes? ¿Puedo rellenar la empanada con crudo "cesta OPEP"? ¿A que sabrá una arepita de asfalto?

¡Muera la meritocracia!

Al mejor estilo fascista, empezando por el Goriloro, los bolibananos decretaron "muerte al mérito." En una edición del programa mas divertido de la TV, el mofletudo sátrapa iba repitiendo uno a uno los nombres de los gerentes petroleros que eran despedidos. ¡Botado!

Fue en ese momento cuando la crisis de PDVSA de aguda se volvió terminal. Ya entonces habían pasado por la presidencia de la empresa algunos comprometidos robolucionarios y habían comenzado a investigar las interioridades de algo que ellos llamaban "caja negra."

Hoy, que ya no presentan cuentas auditadas, que esconden dobles y triples o mas contabilidades, que gastan a manos llenas y que tratan de esconder los bolsillos atragantados de dólares, la caja negra se transformó en "la caja del negro." Las cuentas no cuadran, desaparecen los biyuyos de a millardos. Las instalaciones industriales sufren accidentes de manera corriente y la demostración de que la actividad petrolera se ha convertido en un alto riesgo son las altísimas primas que se requieren para asegurar a las operaciones. Que, sin duda, habrán también engordado el bolsillo de alguno de esos neo-boliburgueses petroleros.

Quizá el bolsillo de uno de sus propios directores. Para nadie es un secreto que un hijito de ellos estrelló un Lamborghini Murciélago (valor de mercado aprox. 900.000.000 bolivitas) en Cayo Vizcaíno, Florida asesinando al acompañante. Una tragedia para la familia del muchachito fue que posteriormente falleció por las heridas sufridas en el pepinazo evitando así un seguro enjuiciamiento por conducir bajo la influencia del alcohol y de la cocaína, asesinato, y una desagradable investigación acerca del origen de los fondos necesarios para conducir un vehículo de tal calibre. Paz a sus restos y la chatarra del Lamborgini debería ser adquirida por alguien para mostrarla en algún museo de este ex-país.

Del paro al desplome

Sin duda las consecuencias del paro petrolero fueron funestas para el ex-país. En pocos días pasamos de ser exportadores de petróleo, a importar gasolina. Se puso de paticas en la calle y de manera grotesca a un número que se calcula en 20.000 ciudadanos venezolanos por el solo delito de opinión. Así logró el dictador colocar la pata en la empresa y, lo mas importante, sentarse en la mesa con interlocutores que no le hicieran sentir en situación de minusvalía intelectual. Sin duda, hoy por hoy, el que mas sabe del negocio petrolero dentro del gobierno sea el propio Goriloro. ¡Horror!

Pero el paro no sucedió en el vacío. El paro fue producto de la frustración de un sector importante de la población ante la ineptitud, mala conducta, mala educación y peores costumbres de una banda de desadaptados de la que el Goriloro no es mas que el atorrante jefe. El paro hubiera sido nada -o nunca habría sucedido- si no fuera porque esta cuerda de malandrines tienen mas interés en perpetuarse en el poder que en los intereses de la colectividad venezolana.

De allí en adelante, la situación se ha puesto color de hormiga, que es el mismo color del petróleo. Observadores locales, agecias internacionales y los propios funcionarios del BCV han determinado que los niveles de producción de PDVSA no son los que se anuncian y si lo son, entonces el dinero no llega a donde tiene que llegar. Pareciera que, para mas colmo, la producción no se mantiene sino que disminuye a medida que los pozos van llegando a puntos de producción antieconómicas.

Los expertos analizan la desinversión en los sectores de exploración y mantenimiento de pozos es bestial. Los encargados de la comercialización fueron despedidos y se fueron con todos sus contactos, relaciones, y postgrados a otras latitudes. Hoy Alí Babá (y sus 40 ladrones) ofrecen crudo venezolano -¡a descuento!- en mercados secundarios.

El desmantelamiento

Como PDVSA es demasiado camisón pa' Petra, los palurdos estrategas de la ex-primera empresa del país ahora se han dedicado a desmantelarla a pedacitos. Igual que hicieron con el país, la estrategia es a mediano plazo para que al final solo quede una industria pequeña que sirva a los intereses electorales del MVR.

De acuerdo con el artículo 303 de la Bicha (el ridículo documento, no confundir con Marisabel), el valor de las acciones de PDVSA es cero. Si, amigo lector, la prohibición de vender las acciones de PDVSA indican que el valor de la empresa es CERO. Nada. Nothing. Rien. Niente. Intet. Nichts. Nashingu. Nyeto. Nihil. Nnojotsu. Ingen. Ei Mikaan. Lutho.

Por lo tanto, para sacar el dinero que necesitan (ya se habrá dado cuenta, amiga, que a pesar de estar los precios del petróleo por las nubes TODOS los presupuestos de la nación son deficitarios, es decir, que gastan mas de lo que reciben) deciden vender CITGO, para lo cual dicen que es un negocio malísimo, pero que en manos de otros seguramente será buenismo. Rematan Intevep y regalan BITOR (o ¿sinovensa?).

Pero no contentos con esto, los genios de monopolio estatal han considerado mas productivo que los empleados petroleros practiquen el tiro al blanco (por ahora con los FAL, pero pronto, pronto con AK-47 de fabricacion rusa). Cedieron valiosos bienes inmuebles a la Universidad Bolibanana, a las Misiones y otras mamarrachadas electoreras.

Ya abrimos una sede en territorio cubano, adonde podrán ir aquellos hombres de negocios que deseen hacer negocios petroleros con Venezuela; aparentemente, uno de los valores agregados a este arreglo bizarro es la posibilidad de empiernarse con una jinetera durante la estadía en el mar de la felicidad. De lo contrario es difícil entender la razón por la cual una persona está dispuesta a embasurar su pasaporte con un sello de inmigración cubano y someterse, por el resto de la vigencia de dicho pasaporte, a la suspicacia de los funcionarios de inmigración del resto del mundo. Bueno, esto era así hasta que los funcionarios de inmigración cubanos dejaron de sellar pasaportes para promover el turismo.

Los accidentes

Después de una temporada de seguridad industria excepcional (provocada por lo que los bolibananos llaman la "meritocracia"), una vez que los bolibananos le pusieron la pata a la industria petrolera, su pésimo manejo ha provocado una seguidilla de desastres que le han costado la vida a varias decenas de compatriotas.

Incendios.

Explosiones.

Derrames.

Todas palabras que habían desaparecido del día a día de la empresa, hoy son parte del léxico indispensable. Y esto no es lo peor, porque con esta ineptocracia lo peor siempre viene después de lo malo: aunque las columnas de humo, las ondas expansivas y las manchas de aceite están allí para que todos puedan apreciar, siempre tratan de esconder las protuberancias con un dedo. Cuando se descubren, las minimizan. Y cuando la gata se les sube en la batea, siempre pueden importar algunos miles de barriles de Brasil o de Ecuador.

La cortina de humo

La magnitud de lo que le sucede es tal que solo se podrá esconder el colapso con otro colapso mayor. Una vez que distitos funcionarios, locales y extranjeros comenzaron a hacerse eco de lo que han venido diciendo los representantes de los sectores democráticos opuestos a la ineptocracia petrolera, en particular, y a la bolibanna en general, las reacciones además de predecibles fueron las mismas de siempre.

La culpa es de la oposición fascista, golpista, oligarca y escuálida. La culpa es del paro. La culpa es de quienes no dejan gobernar. La culpa es que el Goriloro amaneció con hemorroides.

Cuando las críticas comenzaron a volverse cosas de todos los días, entonces arreció la arruga.

La culpa es de la C.I.A., el Imperio le tiene el ojo puesto a nuestro petróleo. Vamos a enfrentar cualquier amenaza. El pueblo no va aceptar el chantaje de las trasnacionales.

Y, como la crisis es fundamental, profunda y abultada; y porque los bolibananos son incapaces de resolverla, se han buscado lo que hemos llamado LA SOLUCION CUBANA. Para esta solución resultó caído del cielo la aparición en suelo norteamericano de un criminal cubano (nacionalizado venezolano y devenido en bolibanano como todos) de postín. Una vez que se ocuparon de hacerlo todo mal, mala solicitud de retención preventiva, mala sentencia de la corte suprema y pésima solicitud de extradición (esta claro que el mocho no quiere entregar al sujeto y el tuerto no quiere que se lo entreguen), entonces tronó el ineptócrata desde el programa de TV mas divertido de este ex-país: Si no o entregan rompemos las relaciones con el imperio.

Y esta es la cortina de humo atómica. Antes que les vayan a echar la culpa del desplome de PDVSA, van a empujar al Imperio para que nos termine de bloquear, y así le podemos echar la culpa del desastre petrolero. Eso es lo que ha hecho el barbudo asesino desde hace casi medio sigle en la isla desgraciada.

Y la solución es tan simple que ni siquiera un ministro-presidente se ha atrevido a sugerirla a su jefe: entreguen los balances que dan fe de que todas las flores que los bolibananos le echan a la gestión petrolera son verdad. Y, por supuesto, esto demostraría que es mentira todo lo que la gente que sabe ha escrito sobre el tema.

Se callarían la boca y se quedarían quietos. Contra las cifras, no habría mas que guardar silencio y, quizá, pedir perdón a los bolibananos.

Pero no se atreven y no lo van a hacer. Y son varias las razones (pero solo vamos a nombrar 3):

1. La primera es que lo que dicen es mentira. Producen mucho menos de lo que dicen, cobran menos de lo que venden. y compran lo que dicen vender. Eso es lo que ya sabemos todos y lo que comprobaría la publicación de los balances.

2. Aparecerán problemas que no conocemos, no podemos conocer y ni siquiera soñamos con conocer mientras los bolibananos ineptócratas continúen usurpando el poder. Esto es lo que saben los pocos bolibananos que saben sumar y que quedan dentro de la industria.

3. Los balances, una vez auditados, mostrarán en cuales bolsillos terminaron los millardos perdidos (ya no se hablan de millones de nada en este ex-país, sino de millardos, invención linguistica calderista). También mostrará por qué decimos que la caja negra es hoy la caja del negro. Mostrará por qué y cuanto cuesta ganar elecciones y comprar conciencias.

Es simple y, a menos que tardemos demasiado en resolver el otro problemita, sin el cual no es posible resolver el problemón petrolero, eventualmente se harán los balances, se auditará la empresa (que no es inauditable sino que no la quieren auditar, hoy, casi toda empresa seria del mundo es mas grande y rentable que esta, y presenta informas auditados de sus cuentas, ¡carajo! ¡hasta los panaderos tienen que presentar balances de sus panaderías!) y se conocerán los delitos cometidos. Después se enjuiciarán a los ladrones y a los asesinos, y tendremos que recoger los platos rotos.

Pero si tardamos demasiado en eyectar del poder que usurpan los bolibananos, entonces nos vamos a tener que meter el petróleo en el bolsillo.

Como dijimos al principio:

¡Vea la empanada de bitúmen!

¡Arepita sabrosita de asfalto!

¡Barato carato de gasolina!

Salud,


Bandera Negra