Facebook is Evil

666 Million is the number of the Beast

¿Ya la viste? Es la Lista de Bandera Negra.

769 razones para arrecharte

¿Que queda?

... ¡Están implicados!... ¿están implicadas? ...
(cantar en ritmo de tango bolichero).

El PODER POPULAR dijo NO -Bandera Negra, diciembre 2007


*******
- Estamos en plena reestructuración y relanzamiento - pronto estaremos diseñando y poblando los vínculos. uff!
- Seguimos organizando y preparando las batallas hasta la victoria del 23 de noviembre de 2008, que será aun mas importante que la del dos de diciembre de 2007.
- No se, las encuestas tienen muy poca respuesta... pierdo el interés... nueva encuesta... ¿o no?

Lo que estoy leyendo...

lunes, abril 14, 2008

Búscate un mamarracho!


Las comparaciones que se hacen entre el bolibananismo y el nazismo son injustas. Primero, el nazismo tenía estilo y casi logró subyugar al mundo bajo su bota asesina; el bolibananismo, por su parte, se limita al mal gusto de la camiseta roja (rojita) y no puede controlar a sus propios loquitos.

A pocas semanas de ser nombrado Canciller, Hitler y su gavilla incendió el Reichstag en uno de los eventos seminales del totalitarismo. En aquella ocasión encontraron en Marinus van der Lubbe el perfecto mamarracho. Lubbe entró por una ventana que le dejaron abierta los miembros de la Gestapo y comenzó a encender varios fuegos que no prendieron mientras los nazis miraban atónitos al inepto arsonista. Finalmente, un grupo de la SA colocó una bomba incendiaria hasta que, en un chasquido del yesquero de Lubbe, el Reichstag se convirtió en un infierno casi instantáneamente. Lubbe fue guillotinado por el crímen y los miembros de la SA fueron luego asesinados durante la Noche de los Cuchillos Largos para que no abrieran sus bocas arias .

Lubbe confesó el crímen y, piensan los historiadores, estaba convencido de haber incendiado el Parlamento del Reich. Hasta en eso eran mejores los nazis. Los bolibananos escogen a un mamarracho para encangrejar el achicharramiento de Danilo, y al final, el mamarracho y mitómano les salió pájaro cantante.

Pero hay algo en que podemos comprar a nazis y bolibananos: ambos usan el fuego como instrumento del terror. Los nazis usaron para dictar el Verordnung des Reichspräsidenten zum Schutz von Volk und Staat (Orden del Presidente del Reich para la Protección del Pueblo y del Estado) que es el documento fundamental para el establecimiento del sistema totalitario nazi; nuevamente, en ésto los bolibananos mostraron una miopía e ineptitud histórica descomunal.

En primer lugar, si lo vemos en retrospectiva, el achicharramiento en sí -pensamos- tuvo un motivo casi banal: quitar del camino a un fiscal que -a punta de protagonismo- se había convertido en uno de los pillos mas descarados del regímen. La actividad extorsionista del fiscal en proceso de boliburguesamiento se encuentra ampliamente documentada y, presumiblemente, las agallas le crecieron hasta el punto de llamar al Pato Lucas a declarar sobre su irresponsable declaratoria de renuncia del Goriloro... ¡Vaya que era valiente el fiscal achicharrado!

Ademas, el achicharramiento sirvió para matar dos pájaros con una sóla bomba incendiaria. El acto terrorista sólo causó terror en una persona: Julián Isaías, quien hoy se encuentra en un estado de tal desasosiego que comienza a delirar en cada declaración mediática que realiza.

Por otra parte, en vez de cimentar el poder del rojo-rojismo, el achicharramiento a la larga ha creado el efecto contrario: desprestigiar ante la opinión pública a todo el sistema judicial bolibanano. La sensación de naúsea que invade a la gente decente del planeta ha socavado a la proto-dictadura del mueve-jeta hasta colocarlo al borde del desplome. Como demuestra la historia, el crimen normalmente no tumba los gobiernos, lo que los hace caer es el encubrimiento, lo que nos lleva...

A la fiscala Luisa: Ya usted recibió la línea del mofletudo. Por mas presiones que se reciba, no le conviene tomar medidas demasiado radicales con respecto al juicio del achicharramiento. Con los hombres alzaos, éste régimen prefiere usar el fuego para amedrentar (el caso del Fuerte Mara, por cierto, también lo defiende Morly alias Cobra Negra), pero con las mujeres el método es diferente: un secuestro express y la sodomización violenta.

No diga que no se lo advertimos. Al resto...

Salud,

*******


El fascismo del bolibananismo es al nazismo lo que el huelepega es al cocainómano.
Escuchado a un opositor en la Peña de los Sábados.

1 Derecho de Réplica:

Movimiento Argenlibre dijo...

Saludos desde el Movimiento Argenlibre.

Nuestros Respetos

Los agragamos a nuestros links.

Un abrazo Republicano