Facebook is Evil

666 Million is the number of the Beast

¿Ya la viste? Es la Lista de Bandera Negra.

769 razones para arrecharte

¿Que queda?

... ¡Están implicados!... ¿están implicadas? ...
(cantar en ritmo de tango bolichero).

El PODER POPULAR dijo NO -Bandera Negra, diciembre 2007


*******
- Estamos en plena reestructuración y relanzamiento - pronto estaremos diseñando y poblando los vínculos. uff!
- Seguimos organizando y preparando las batallas hasta la victoria del 23 de noviembre de 2008, que será aun mas importante que la del dos de diciembre de 2007.
- No se, las encuestas tienen muy poca respuesta... pierdo el interés... nueva encuesta... ¿o no?

Lo que estoy leyendo...

viernes, septiembre 30, 2005

¡Violencia!

De acuerdo a las propias palabras del regimen fascista-bananero, solo el Estado tiene en sus manos el uso legítimo de la violencia. Nada mas alejado de la verdad y de la experiencia.

En la experiencia contamos con sobrados ejemplos en que la violencia ha sido necesaria y justificada para salir de un proyecto contrario a los intereses ciudadanos de una sociedad. Hasta los propio bolibananos, tratando de justificar los asesinatos del 4 y del 27 de febrero de 1992, han argumentado que la violencia, en manos del pueblo, en ocasiones, tiene justificación. Y si retrocedemos un poquito, nadie puede argumentar que para detener a Adolfo Hitler fue necesario el uso de la violencia. Tampoco, creemos, podrá nadie argumentar que en manos de los patriotas norteamericanos, fue justificado el uso de la violencia para liberar a las colonias del yugo inglés. Ni siquiera el rechoncho Goriloro puede negar que Simón Bolívar estuvo justificado en decretar la muerte de la españoles y canarios, aun siendo estos inocentes, como tanto le gusta citar.

Y esta es la realidad. Cuando una sociedad está arrinconada ante el manejo arbitrario del poder, y la tiranía le arrebata los medios institucionales para expresarse negando la soberanía sagrada, el uso de la violencia no solo esta justificado, sino que es un método mas para recuperar la libertad.

Pero es que tampoco es verdad que la violenia sea monopolio de un regimen esclavizador como el bolibanano. En uno de esos tantos arranques de fervor patriótico de los que adolece la Bicha (no confundir con Marisabel), los constituyentes incluyeron un texto que no les deja conciliar el sueño. Es el artículo 350 establece el desconocimiento de cualquier régimen legislación o autoridad que contraríe los valores, principios y garantías democráticas o menoscabe los derechos humanos. Este régimen no cree en valores, ni tiene principios y ha acabado con las garantías democráticas. Y, además, es uno de los principales violadores de los derechos humanos a nivel planetario.

¿Entonces?

Pero esto no acaba acá. la constitución de la república de Venezuela, vigente desde 1961 establece, en su artículo 250, que: "Esta Constitución no perderá su vigencia si dejare de observarse por acto de fuerza o fuere derogada por cualquier otro medio distinto del que ella misma dispone. En tal eventualidad, todo ciudadano, investido o no de autoridad, tendrá el deber de colaborar en el restablecimiento de su efectiva vigencia."

No hay que argumentar demasiado que la Bicha (no confundir con Marisabel) es un documento írrito, por cuanto fue aprobada según un procedimiento no contemplado para surtir efectos jurídicos, por la constitución de la república de Venezuela. Es nuestra obligación y deber ciudadano, aun careciendo de autoridad, en colaborar con el restablecimiento de la vigencia efectiva de dicho documento.

Pero la ilegitimidad de este régimen no solo es fundacional, sino que es además de orígen. Pocos discuten la legalidad del triunfo marginal del Goriloro en 1998, y sin embargo, cuando juró destruir la constitución, y en un exabrupto de arrogancia hasta se atrevió a calificarla como "moribunda", perdió toda legitimidad institucional. Ya en aquel entonces los mismos lambucios que hoy le ríen las morisquetas, le celebraron aquella gracia.

Es decir, hasta las pedradas están justificadas para salir del regimen bolibanano. Quizá con estos comentarios los servicios mercenarios del régimen bolibanano nos declaren enemigos, quizá decidan arreciar la persecución y hasta nos acusen de hacer apología de la violencia. Porque de ningún delito podrán acusarnos ya que, como hemos visto, no es delito caerle a pedradas a este régimen ilegítimo, criminal y esclavista.


bang!

0 Derecho de Réplica: